Mi cena en un restaurante submarino de Dubai

Seguramente has disfrutado de cenas con hermosas y relajantes vistas al agua pero, ¿alguna vez has comido con una vista submarina ? Esa fue la inolvidable experiencia gastronómica que disfruté en un restaurante único en mi reciente viaje a Dubai.

 

 

Se trata de Ossiano, el restaurante más lujoso del Atlantis Palm, un espectacular hotel con tema submarino ubicado en una isla artificial. ¡Créanme, no viene más chic náutico que esto!

 

 

Al llegar a Ossiano, bajas a un segundo nivel, lo que te da la impresión de que vas sumergiéndote en el agua. Al entrar te encuentras con un salón íntimo e impresionantes vistas de la vida submarina en la Laguna Embajador.

 

 

Afortunadamente Ossiano no se recuesta de sus espectaculares vistas submarinas, es también uno de los restaurantes más premiados en la competitiva escena gastronómica de Dubai. Esta sofisticada marisquería ha ganado premios como “Restaurante más Romántico de Dubai” y “Mejor Restaurante de Mariscos de Dubai” por cuatro años consecutivos gracias al delicado trabajo del chef Grégoire Berger.

 

 

Cenar en Ossiano es, además de deliciosa, una experiencia muy visual: no solo disfrutas del hipnotizante vaivén de los peces (tiburones y mantas incluidos), sino de sus exquisitas creaciones culinarias que son verdaderas obras de arte.

 

 

El ambiente es fascinante y, como pude ver, un favorito de las parejas, que terminan hechizadas entre la comida y el panorama.

 

 

De hecho, algunos románticos reservan un buzo ¡para que se sumerja con un cartel y mensaje sorpresa!

 

 

Como no me pude decidir entre las delicias de su imaginativo menú, me rendí ante las sugerencias del Chef, que hizo llegar una exquisitez tras otra. ¡Pensé que moriría de un ataque de placer!

 

 

Viajar a Dubai y perderte esta joya gastronómica de sofisticado diseño marino sería desperdiciar la oportunidad de vivir una experiencia única, o de impresionar a alguien de manera sin igual.

 

 

Antes de salir de Ossiano, verifiqué que no me hubieran salido escamas. ¡Así de intensa fue esa experiencia submarina!

 

***

Carmen Dominicci también es autora de Carmen Dominicci Trotamundos

***

¿Te gustaría comer en un restaurante submarino?

¿Has visitado algo así?

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Œ