Lago de Garda: el secreto mejor guardado de Italia

Todavía floto, amigos…. luego de explorar un lugar que, confieso, hasta hace poco no sabía que existía.  Se trata del Lago di Garda, el lago más grande de Italia y el lugar al que los italianos huyen cuando turistas como tú y como yo le invadimos su monumental país. Pues que me disculpen los italianos, pero esto es demasiado bello para no ser compartido. ¡Así que hoy Pasaporte Dominicci te lleva a conocer el casi secreto y maravilloso Lago de Garda!

 

 

Para que te ubiques geográficamente, el Lago de Garda o Benaco se encuentra entre Milán y Venecia, a sólo 30 minutos de Verona. Es tan extenso que lo comparten las regiones de Lombardía, Veneto y Trentino. Lo enmarcan al norte los Alpes italianos, pero goza de un clima templado, aguas cristalinas y una generosa vegetación. ¡Una lugar perfecto para vacacionar!

 

 

¿Y qué se hace en el Lago de Garda? ¡Pues de todo! Para mí, que soy amante de la naturaleza, los deportes y la historia, este lugar resultó ideal. Pero como quien dice, en el Lago de Garda ¡hay hay un pueblo para cada gusto!

 

 

Si lo que te mueve es la cultura y la historia, encontrarás castillos, monasterios, asentamientos prehistóricos, museos, palacios y hasta ruinas romanas.

Si lo tuyo son los deportes, tendrás para escoger entre el senderismo, lanzamientos en alas delta, rutas de bicicleta, así como los favoritos de la zona: los deportes de vela y surf.

Los amantes de la buena vida tienen cantidad de alternativas gastronómicas, para ir de compras, asolearse en sus numerosos balnearios, visitar viñedos, relajarse en aguas termales y hasta parques de diversiones

 

 

Me encantó descubrir cómo cada uno de los pintorescos pueblitos medievales que salpican su costa tiene su propia personalidad e historia. Disfruté como chiquilla, recorriendo el Lago de Garda de destra e sinistra a bordo de sus ferries, rodeada de nacionales y otros aguzados turistas, principalmente de las vecinas Austria y Alemania.

 

 

Lo cierto es que, a menos que te quedes meses en el Lago de Garda, es imposible ver todos sus 24 encantadores pueblos y 8 islas en un solo viaje. Por eso, antes de llegar allí los estudié para poder decidir cuáles visitaría en mi corta estadía. ¿Qué quería experimentar: historia, compras, playas, monumentos, vida nocturna? ¡Ésta fue la selección de poblados en mi visita al Lago de Garda!

 

EN EL NORTE DEL LAGO GARDA:

 

 

Malcesine
Muchos concuerdan en que el poblado medieval de Malcesine (Mal-che-zine) es el más bello de todo el Lago de Garda, y allí establecí mi base para recorrer los cercanos pueblos del norte. Visitar Malcesine es como transportarte en el tiempo, con sus calles empedradas, fortificaciones, túneles y calles laberínticas, custodiadas por el imponente Monte Baldo (al que ascendí en funicular). Desde los numerosos restaurantes que encuentras en sus costas disfrutas espectaculares vistas del lago y del vecino pueblo de Limone.

 

 

Limone sul Garda
Limone huele a limón, y con razón: allí se cultivan los cítricos que perfuman su poblado. Por supuesto que aproveché para traerme su famoso licor Limoncello como souvenir. Explora sus empinadas callejuelas repletas de tienditas, hoteles y edificios de la era veneciana. Disfruta de los restaurantes de su vibrante puerto mientras miras el ir y venir de las embarcaciones.

 

 

Riva del Garda
Riva, la más norteña de las villas del Lago de Garda goza de una posición geográfica extraordinaria que la hace un paraíso para los amantes del deportes acuáticos. Los verás haciendo kitesurf, windsurg y vela sobre el lago frente a un gigantesco balneario lleno de espectadores. Los más terrestres disfrutan de su casco antiguo, repleto de museos, monumentos, tiendas y restaurantes

 

EN EL SUR DEL LAGO DE GARDA:

  

Sirmione
Sirmione es la estrella del Lago de Garda, un hormiguero de actividad tal y como debió ser en el Medioevo. No dejes de visitar sus famosas termas (Virgilio y Catullo), ni el castillo medieval de la Rocca Scaligera. Si quieres disfrutar de una playa singular, visita Piagga Giamaca, donde podrás bañarte en sus transparentes aguas entre islas de suaves rocas planas y con ruinas romanas en el trasfondo.

 

 

Desenzano
Desenzano es la más fiestera de los pueblos del lago y tiene mucha oferta de alojamiento. Allí me hospedé, fui de compras, disfruté de sus balnearios, música al aire libre y vida nocturna. No dejes de visitar el Duomo, la Villa Romana y el Puerto Viejo rodeado de restaurantes.

 

 

 

CÓMO LLEGAR

El aeropuerto más cercano es el de Verona, y el área de más fácil acceso al Lago de Garda es la zona sur, donde la ruta de trenes entre Milán, Verona y Venecia hace paradas tanto en Desenzano como en Peschiera. A la encantadora zona norte puedes llegar en taxi o autobús. Allí las rutas del ferry son limitadas, por lo que considera rentar un auto si planificas pasar mucho tiempo.

 

 

En mi caso, tomé un taxi desde Verona hasta la zona norte del Lago de Garda, y por varios días exploré sus pueblos a través del ferry. Luego, tomé un taxi hasta la zona sur, donde me alojé y exploré por unos días varios poblados usando el ferry de la zona.

 

Ahora tienes otra excusa para viajar a Italia. Como si la necesitaras… ¿verdad? ¡Buon viaggio!

 

***

Carmen Dominicci también es autora de Carmen Dominicci Trotamundos

***

¿Te gustaría visitar el Lago de Garda?

¿Cuáles pueblitos visitarías?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.